Cómo reparar una cisterna

Informe y video que te ayudarán a la hora de reparar uno de los problemas más habituales en el cuarto de baño.

Existen 3 razones principales por las cuales la cisterna de vuestro baño puede estar dañada: el deterioro del flotador, el de la válvula de entrada o el del mecanismo que controla la descarga.

Sea cual fuere el motivo, su reparación no es para nada complicada, sólo se necesita un poco de habilidad y las siguientes herramientas: llave inglesa, alicate, cinta de teflón, válvula y flotador de sustitución.

- Sustituir el flotador: En caso que el flotador esté averiado, habrá que cambiarlo por uno nuevo. Aquí los pasos:

1- Cortar el agua con la llave de paso.
2- Quitar el flotador dañado
3- Sustituirlo por uno nuevo.
4- Regular el mismo doblando convenientemente la varilla.

- Cambiar la válvula: Si el problema se encuentra en la válvula los pasos a seguir son los siguientes:

1- Cortar el agua con la llave de paso.
2- Desmontar el sistema de entrada aflojando su tuerca y sacando otra tuerca interior la cual es más pequeña.
3- Extraer el mecanismo y cambiarlo por el nuevo.
4- Colocar la cinta de teflón donde se inserta la tuerca que sujeta la válvula a la tubería.
5- Para terminar, ajustar bien las tuercas del mecanismo.

- Cambiar el mecanismo de descarga: Si el mecanismo de descarga no funciona correctamente, averiguar si lo que está dañado es la goma que cierra el paso o cualquier otra parte del mecanismo.

1- Cortar el agua con la llave de paso.
2- Si el daño proviene de la goma, habrá que vaciar la cisterna en su totalidad.
3- Desenroscar el descargador y sustituir la pieza de goma.
4- De ser otro el daño, sustituir de forma entera el mecanismo de descarga.
5- Finalmente colocar el nuevo mecanismo.

No deje de ver el siguiente vídeo, que como éste informe, te ayudará de forma didáctica a realizar la reparación de la cisterna de tu baño.

Mas noticias sobre: Fontanería

Recomendar:

 

Damián
Marzo 2, 2010
Valora esta nota
Más sobre: consejos de montaje
COMENTARIOS