Ventajas de una caldera de condensación

 
Los sistemas modulares de calderas de condensación nos permiten satisfacer un amplio abanico de solicitudes de potencia: desde pequeñas y medianas instalaciones en viviendas unifamiliares, hasta calefacciones centrales en edificios residenciales de gran cosumo calorífico

Las calderas de gas atmosféricas 

Enero de 2010 supuso un punto y aparte en la instalación de calderas de gas. La nueva normativa, que entró en vigor en marzo de 2008, establece diversas prohibiciones. Una de ellas impide la instalación de nuevas calderas atmosféricas, es decir, aquellas que obtienen el aire para la combustión del mismo recinto donde están instaladas.

Se podrán reparar pero, en el momento en el que haya que sustituir el aparato, no se podrá recurrir al mismo modelo y habrá que optar por otros más seguros y eficientes (que gasten menos y, por tanto, contaminen menos).

En principio, las calderas atmosféricas podrán seguir funcionando con normalidad a partir de enero pero no se permitirá su instalación. De ahí que puedan surgir problemas en las comunidades de vecinos.

En la actualidad, la mayoría de este tipo de calderas desembocan en una chimenea común a toda la comunidad para la evacuación de humos. Sin embargo, los nuevos modelos que deberían instalar en caso de sustitución requieren ciertas modificaciones que, por tanto, habría que consensuar con la comunidad y, en su caso, ajustarse a las ordenanzas municipales de cada localidad.

Calderas estancas: A diferencia de las calderas atmosféricas, las nuevas que deben instalarse (calderas estancas) toman el aire del exterior. Por lo tanto, la caldera debería tener una salida o bien a la fachada del inmueble o a la cubierta (tejado). En principio, dirigir un tubo a la fachada es lo más sencillo, sin embargo, hay localidades que no lo permiten.

Las calderas de condensación:  Son calderas de alto rendimiento, basado en el aprovechamiento del calor de condensación de los humos de la combustión. Esta tecnología aprovecha el vapor de agua que se produce en los gases de combustión y lo devuelve en estado líquido.

Con una caldera clásica de tipo atmosférico, una parte no despreciable del calor latente es evacuada por los humos, lo que implica una temperatura muy elevada de los productos de combustión. La utilización de una caldera de condensación permite recuperar una parte muy grande de ese calor latente y esta recuperación de la energía reduce considerablemente la temperatura de los gases de combustión para devolverle valores del orden de 65°C limitando así las emisiones de gas contaminantes

Calderas modulares: Las calderas modulares proporcionan soluciones térmicas de alta potencia, aportando una gran flexibilidad y versatilidad a la instalación. Cada módulo o caldera dispone de una capacidad térmica de 54 kW por unidad.

El ajuste del sistema se realiza mediante un regulador de cascada de última generación, que ofrece curvas de máximo rendimiento en la modulación de los sucesivos puntos de servicio, proporcionando así altas potencias con muy bajo consumo.

Mas noticias sobre: Fontanería

Recomendar:

 

S. Cuevas
Enero 4, 2012
Valora esta nota
Más sobre: reformas
COMENTARIOS
juan (Invitad@) 18:34 • 13/02/2014 • #1
Somos fontaneros en Valencia, que instalamos todo tipo de calderas, y le asesoramos en todo lo que necesite gratuitamente. www.fontaneriaenvalencia.com